jueves, 19 de octubre de 2017

Escalada Pared Frontal Orihuela (Vía El Diedro)


De qué sirve un cumpleaños
¿Para qué sirve un cumpleaños?, a lo mejor para recordar cosas pasadas, para tener un motivo y vernos, para unir a  todos los que te quieren por muy distintos que sean, para felicitarte, para reivindicar tu edad sin complejos, para planificar nuevas aventuras, para cometer errores, para establecer vínculos, porque necesitas menos y exiges menos, para tener menos miedos, porque sabes que eres imperfecto y tienes que evolucionar, para portarnos mal y así pasar un buen día, para volver a cumplir 18 años pero con 40 más de experiencia. Y todo esto para que tus amigos lo vean y lo sientan.
Con tales perspectivas nos fuimos los tres de celebración al Diedro de la pared central de Orihuela. 


La vía: Precioso diedro que se alza amenazador en la pared central, de grado duro, atlético y con pasos muy finos, con equipación moderna y antigua, donde mezcla clavos con parabolt. El primer largo yo lo daría de Vº, y a partir del techo tenemos que seguir los parabolt de la izquierda, o nos mentemos en un 6a+ todavía más duro. Llegamos a la cómoda reunión y a partir de aquí, en el segundo hay que apretar durante todo el largo, con pasitos finos un poco desplomados y de finos agarres. En el tercer largo veremos a nuestra izquierda una chapa que nos deja en la cima, corto y fácil, no se si merece la pena, pero como ya estamos allí habrá que hacerlo. Muy bonito el diedro, además da la sombra en todo momento.
Acceso: Después de pasar el túnel en la N-340, a unos 500 metros dirección Raiguero de Bonanza, veremos una nave industrial a la derecha(Chimeneas Peñalver), aparcamos, pues a su izquierda sale un camino con los primeros metros asfaltados, subimos un poco y veremos como el camino se divide en dos, tomamos el ramal de la derecha, que sube en dirección al Momiot Levantí, a los quince minutos más o menos veremos otro desvío a la derecha, lo tomamos, pues el otro va directo al Momiot; este otro nos lleva directo hacia un paso con cable, nada más pasarlo estaremos a pie de vía. Unos 30 minutos de fuerte subida.
Material: Doce cintas más reuniones, además de casco, descensor etc.
Descenso: dos rapeles por la misma vía.
Cordada: Marieta, Charly y Fernando.





Arriba Marieta viendo el subidón que nos queda, abajo los primeros pasos del primer largo,  sin problemas y disfrutón.





Arriba el primer largo en dirección al techo, que salvaremos por la izquierda, ¡ojo! en ese punto se divide la vía en dos, nosotros tomaremos a la izquierda, el parabolt que se ve es el de la derecha, hay subir un poco para ver el nuestro.
Abajo Marieta peleando con una de las placas del segundo largo, más abajo Charly saliendo de un pequeño desplome a una zona más fácil.











Arriba vemos diferentes momentos del segundo largo, donde pequeñas fisuras nos harán pasar un rato intenso. Llegaremos a la segunda reu (colgada) pero a su derecha y aunos dos metros, hay otra con dos chapas muy cómoda, la colgada es solo para rapelar.



Como no va a sonreír, es su cumpleaños y lo celebra en un sitio especial, casi tocando el cielo.